Susana Barranco

“Soy una persona de acción, de emoción y de acción, cuando necesito explicar algo busco los medios necesarios y no siempre tienen que ser medios económicos. Hay proyectos que los he hecho con bastante dinero y otros con muy pocos pero con todos ha habido la misma actitud, la necesidad de contar.”

 


 

Ser actriz, directora, escritora y documentalista parece algo natural en ti, al mirar tus trabajos se percibe tu habilidad para encontrar la mejor forma de expresarte usando cualquiera de tus recursos. ¿Siempre ha sido así o has ido evolucionado en cómo decides expresarte artísticamente? ¿Cómo eliges la manera de contar una historia?

Susana Barranco_Thorus Arts

Foto de Marc Bartomeus

Esto tiene mucho que ver con la necesidad o con la urgencia de explicar algo. Primero pienso en las personas que quiero que participen y es casi eso lo que me lleva al formato, si documental, teatro o escritura. No es algo natural, provengo del mundo del teatro y del mundo de la literatura, he estudiado teatro y filología, siempre han sido dos mundos que se han retroalimentado el uno del otro, de hecho, cuando estudiaba haberse hay un tiempo que dudaba si tirar hacia un lugar o hacia el otro y ganó el teatro. Cuando empecé a buscar la vida y sentía que ya tenía un lugar, al menos un camino, para que el lugar nunca lo tienes, pero el camino se empezaba a trazar, tenía el pesar de acabar con la literatura y acabé la carrera. En el mundo del documental me encontré casi por accidente. Estaba buscando unas imágenes para una obra, “El amor no duele”, y grabé a unas mujeres dando su testimonio. Vi que aquellas imágenes necesitaban poder tener entidad por sí mismas creando una historia.
Hace poco entrevisté Teresa Rebull, una mujer muy polifacética, dijo algo con lo que me siento muy identificada, “cuando me gusta algo la quiero probar”. Me da igual si es movimiento o escritura, evidentemente hay un rigor, un aprendizaje, pero me rodeaba de gente suficientemente lista, más que yo, que me guía por el camino. Cuando empecé a hacer documentales yo no era una experta pero tenía todo el background de quien quiere contar una historia, y haciendo teatro cuentas historias al igual que con la literatura. Aprender el lenguaje cinematográfico surgió a medida que ir haciendo … prueba, error, ensayo, error, ensayo … y ahora me considero igualmente actriz que documentalista.

 

¿Los temas que te interesan tienen siempre una relación personal contigo? O, una vez que empiezas, ¿ves enseguida cómo conectar con el proyecto de forma personal?

Siempre tienen que ver algo conmigo que no tiene por qué ser vivencial pero sí que me los tengo que hacer mis, siempre tienen que ver algo conmigo. Te voy a contar el último documental que quiero hacer ahora, se llama “caer del nido”. Un día estaba en la playa con mis hijos y un chico Marroquí me pidió un papel de fumar. Yo he viajado mucho en Marruecos. Le pregunté que qué hacía aquí, tenía 16 años, me contó su historia y me captar. Me tocó una parte mía y decidí hacer un documental que hablas al respecto. Sí que tiene que pasar por mí, me ha de mover algo interna, si no, no me interesa, pero no tiene por qué ser vivencial, y si es vivencial, después tiene que pasar por el filtro de la ficción. No hablo de mi vida pero si a partir de mi vida.

Susana Barranco_Thorus Arts

Foto de Marc Bartomeus

 

¿Siempre intentas que haya un filtro que pase por la ficción?

Si, incluso cuando hablo de mi hijo Junco, necesito encontrar otros testigos que pasan por esto y que se alejan de mi experiencia para completar mi experiencia, sino, no me sirve.

 

En tus documentales siempre aportas una visión artística intoduciendo elementos que trabajas en otros campos como el teatro o la danza, ¿qué te lleva a hacerlo? y ¿de qué manera eliges estos elementos para utilizarlos en los documentales?

Creo que el arte llega a arrecifes donde sólo puede acceder el arte! Cuando abordas un tema desde el arte, no tiene nada que ver con la comprensión teórica que nos ofrecen con sus respuestas sobre el tema tratado los diferentes especialistas entrevistados, ya sean antropólogos, sociólogos, psicólogos, políticos … Ni tampoco con el sentimiento que los testigos vivenciales aportan con su experiencia vivida. Una imagen, un baile, una puesta en escena son los pretextos para dar una nueva mirada. Una mirada que pretende mostrar una visión libre y crítica sobre un aspecto concreto para convertirse, en el mejor de los casos, en una vivencia común.
El arte permite trascender lo particular en universal.

 

¿Cuál es el aspecto más difícil en realizar un proyecto desde que es sólo una idea a hacerlo una realidad?

Soy una persona de acción, de emoción y de acción, cuando necesito explicar algo busco los medios necesarios y no siempre tienen que ser medios económicos. Hay proyectos que los he hecho con bastante dinero y otros con muy pocos pero con todos ha habido la misma actitud, la necesidad de contar. Lo que es más difícil, creo, es rodearte de el equipo adecuado para cada proyecto, para cada proyecto, desde mi punto de vista necesita un tipo de equipo, hay personas que sí las voy fidelizando y están con mí, y yo con ellas y vamos compartiendo, pero cada proyecto necesita un tipo de energía y un tipo de personas. Yo creo que lo que es más difícil es encontrar el equipo adecuado.

 

En este sentido ¿cuál crees que es el recurso más importante que tienes para transformar una idea en una realidad? ¿Qué es lo que tú aportas?

Mi capacidad de generar … Es la necesidad que tengo de contar cosas. Tengo una necesidad de hablar y es una manera de estar en la vida que no puedo evitar, es decir, cuando algo me emociona necesito expresarlo y buscar las herramientas para hacerlo. Porque me quita el sueño, el apetito, porque me alimenta y me da tantas cosas que no necesito ni dormir, ni comer. No sé cómo explicarlo.

Susana Barranco_Thorus Arts

Foto de Fernando Gebbia

 

Hablamos de la realidad actual. En el momento que estamos viviendo, ¿cómo te ha afectado profesionalmente la situación de crisis en España a la hora de realizar tu trabajo?, si es que encuentras alguna diferencia.

Es que me ha tocado crecer profesionalmente en un contexto de crisis, o sea, en el momento que yo me he empezado a sentir madura -y me queda mucho por aprender- pero sé quién soy, me ha tocado aprenderlo en un momento en que hay crisis. Siempre he tenido que ir sobreviviendo, entonces en este contexto no se si he notado cambios. Me ha tocado despuntar en un momento donde no hay dinero, yo no me he beneficiado nunca de los momentos que ha habido dinero, por tanto, tampoco siento que lo eche de menos ahora que no hay.

 

¿En cuántas ideas o proyectos sueles trabajar a la vez?
Uy! En muchos. Tengo una productora de teatro infantil y eso me da una estabilidad, todos los espectáculos son de creación propia, tengo gente contratada, actúo en alguno de estos espectáculos para saber que es lo que pido a la gente que trabaja conmigo, ser ejemplo pero también conmigo misma poderme examinar. Toda esta gestión y actuación es un gran proyecto. Después estoy con dos documentales iniciados y con un espectáculo con el que estuve en la Nau Ivanow “Demasiado tarde para ser pesimista”, que quiero volver a revisar para volver a moverlo.

 

Hace mucho tiempo que diriges la compañía de teatro para niños …

Tengo 12 espectáculos. La Compañía La Maquinilla la monté cuando me quedé embarazada del Amado, me dije “wow” niña, ahora tienes que hacer algo. Ahora tengo 12 espectáculos en movimiento, tres personas fijas trabajando y otros doce intermitentemente, según el proyecto. Esto me da una válvula de escape y está bien porque uno debe saber que puede hacer cosas que no te son rentables económicamente pero lo son personalmente y no debe perder tampoco el horizonte de hacer cosas que también te sean rentables económicamente. Saber encontrar el equilibrio entre estas dos cosas es lo que te hace sobrevivir. Esto es muy importante.

 

Susana Barranco_Thorus Arts

Foto de Jesús Gómez

 

¿Te sientes bien trabajando en muchos proyectos a la vez?

Sí, me encanta. Evidentemente esto me obliga a tener una buena organización. Soy una persona muy organizada, mañanera. Y compaginarlo con mi vida familiar. Es una adaptación a la vida de mis hijos y ellos a mi vida. Es, básicamente, una manera de estar en el mundo. No puedo pensar en otra manera de estar, porque desde que terminé el Colegio del Teatro fui un tipo de actriz que decidí empezar a buscarme la vida. He hecho muy pocos castings, cosas que he hecho con el Marcelino Antúnez porque me ha llamado, o con Comediants. Pero no soy una persona de ir a buscar a los demás para que me recibe sino de ofrecer a los demás un proyecto. Soy de ese tipo de persona.
¿Quieres compartir más detalles sobre los proyectos que estás trabajando ahora mismo?

Sí. Ahora estoy, como te he comentado, con el documental “Caer del nido” que es un proyecto que estoy tratando de hacer con coproducción con TV3. Habla de los procesos migratorios y de las dificultades que se encuentran sobre todo los chavales porque creo que es una edad muy importante. Como seres humanos son muy vulnerables, están forjando su personalidad. Nosotros, como sociedad, es muy importante como acogemos a estas personas para que dependerá mucho de cómo los acogemos de cómo ellos se desarrollarán como personas adultas. El título debe ser muy sugerente y viene a ser la tesis del mismo proyecto. “Caer del nido” puede representar muchas cosas: cayó de la ingenuidad, cayó del vínculo materno … ahora estoy buscando los testigos. Me está costando mucho encontrarlos porque lo más importante es que los testigos te cuenten cosas por sí mismos, no es necesario tener personas expertas ‘hablando en torno a este tema, sino que el mismo testigo, te pueda explicar muchas cosas y hacerte a ti reflexionar. Hace varios meses que trabajo y me angustia un poco porque me gustaría empezar ya pero me estoy esperando a encontrarlo. Tengo una fundación de aquí del Barrio de Poble Sec, la Pere Claver, que trabaja con chavales inmigrantes, que me han propuesto colaborar, pondrán dinero y me están presentando usuarios suyos. También estoy hablando con Cáritas y con DGAIA, que es el Departamento de atención al infancia de la Generalidad, en un principio que me ofrecían sus usuarios, sus procesos que habían sido de éxito, pero que lamentablemente no son un espejo de la realidad, ahora estamos buscando también otros testigos que están en medio del proceso de adaptación difícil. Quiero dar visibilidad a los derechos de los niños y jóvenes que son los mismos para todos sean del lugar que sean. Toda esta investigación te va nutriendo y forma parte del documental. Para mí es apasionante.

 

No paras …

También estoy colaborando con una gran artista que viene de las bellas artes y es ilustradora, y hago una especie de coaching para intentar llevar a cabo sus proyectos. A veces, nos perdemos en el mundo de las ideas. Está muy bien teorizar, tener conceptos, pero a veces nos hace falta pasar a la acción y no tener miedo de equivocarnos. Si te equivocas, forma parte del proceso. No tener miedo a pasar a la acción y no tener miedo a que alguien te ayude, porque afortunadamente mucha gente te dice que sí, y al igual que tú pides, a veces, también te piden. Está bien establecer estos vínculos de cooperación y de comunicación que en definitiva tienen mucho que ver con la creación. Cuando haces una obra de teatro hay un escenógrafo, un músico … diferentes lenguajes que deben comunicarse entre ellos para crear un todo.
También estoy muy contenta porque tengo un nuevo espacio. Tendré un espacio para mí donde poder ensayar, tener el almacén, la oficina. Y esto es importante, aunque tengas miedo se deben dar pasos, porque de ir hacia atrás siempre estás a tiempo pero de ir hacia adelante … que el miedo no te paralice.